¿Cómo optimizar la utilización de recursos públicos? Un estudio de aprovechamiento multiplica la rentabilidad de un organismo público

04/08/2022 Gestión de activos, Valoración

Cuando hablamos de optimización de recursos, a menudo nos encontramos con la cruda realidad: más allá de los profesionales del sector, todavía son muy pocos los que conocen todos los usos posibles de un informe de valoración. Y es que, más allá de limitarse a calcular el valor de un bien, un informe de Taxo ofrece posibilidades de análisis exhaustivo que permite obtener información valiosa para nuestros clientes. Tan valiosa como para ser capaz de aumentar sustancialmente sus ingresos, evitar posibles riesgos futuros o encarar una negociación en condiciones ventajosas.

¿Qué son los recursos públicos?

Empecemos por el principio: ¿qué son los recursos públicos exactamente? Básicamente, los recursos públicos son todos aquellos ingresos de cualquier naturaleza que, de acuerdo con la Ley, sean obtenidos por el Estado en sus diferentes niveles administrativos; autónomico, provincial, municipal, etc.

A pesar de que la regulación española establece claramente una delimitación del concepto de recurso público, a menudo nos encontramos con dificultades para calcular el valor específico de alguno de esos recursos en el mercado, ya que pueden ser de naturaleza muy diversa, como en el ejemplo de licitaciones para el uso privativo de dominio público que veremos más abajo. Ello se debe a que, con frecuencia, los recursos públicos son intangibles, como en el caso de las licencias o las concesiones, lo que que hace que su valoración sea más compleja y requiera un estudio pormenorizado por parte de profesionales expertos en valoración.

Es un hecho que en el espacio público existan un enorme número de recursos sin valorar adecuadamente, ya que o bien se valoraron hace años y su valor no se ha actualizado, o bien nunca se han valorado con una metodología adecuada al tipo de recurso afectado. En consecuencia, nos encontramos situaciones en las que la administración o bien actúa a ciegas, por no conocer el valor del recurso que está gestionando, o bien en un momento dado el gestor descubre que el valor del recurso es diferente al que se consideraba, por lo que se da una situación de infrautilización y de gestión ineficaz de los mismos.

¿Cómo optimizar recursos? El caso de los OPIS y MUPIs de Ports de Illes Balears

Un informe de valoración puede servir para mejorar sustancialmente la gestión de los recursos de una empresa o una institución pública, acreditando una posible infrautilización y permitiendo a los propietarios y administradores, con datos sobre la mesa, acertar en una toma de decisiones tan importante como puede ser poner precio a una licitación para el uso privativo de recursos públicos.

Como es sabido, el aprovechamiento privativo del dominio público es una tarea fundamental en la gestión de recursos públicos por parte de las diferentes administraciones. En este sentido, hace unas semanas Taxo concluyó los trabajos de asesoría a Ports de Illes Balears, cuyo fin perseguía optimizar el uso de un recurso público especial -aunque bastante corriente-, como es el uso de los soportes publicitarios ubicados en dominio público, tanto OPIS como MUPIS.

 

recursos publicos

Como sabes, la mayor parte de la publicidad vertical en las ciudades y pueblos se encuentra en soportes instalados en dominio público. Estos soportes o MUPI (Mobiliario Urbano como Punto de Información) presentan diferentes formatos; vallas, señales, paneles en marquesinas de autobús, kioscos municipales, etc. Seguro que has visto muchas veces estos soportes, ¿a que sí?

Como es lógico, los contratos públicos relacionados con la explotación de este mobiliario generan una importante fuente de ingresos a la administración pública, así como otros beneficios como contraprestación no monetaria. En este sentido, es recomendable revisar y aportar algunos importes de contratos municipales, dado que a menudo solemos hablar de grandes cantidades (los ingresos que se obtienen por publicidad abarcan desde los MUPIS tradicionales, hasta bicicletas, autobuses y todos los soportes que vemos hoy en día con publicidad de todo tipo). Recientemente hemos visto procesos relacionados con este sector, en los que entran en juego enormes cantidades de dinero, como en Burgos, en Córdoba y en Málaga , por no hablar de sonados litigios, como el caso de las marquesinas de AENA o el contrato de publicidad de gestión del mobiliario urbano del Ayuntamiento de Madrid.

Poniéndonos un pelín técnicos, podemos decir que, para la realización de un informe de este tipo, el valor del aprovechamiento publicitario se obtiene por diferencia entre la estimación de ingresos y gastos. Los ingresos se calculan a partir de un estudio de mercado de ventas del servicio a terceros, mientras que los gastos se obtienen a partir de un análisis sectorial de costes y un análisis de la inversión necesaria. De este modo, el valor de la licitación será el umbral mínimo que deberán ofrecer los licitadores. Hay que subrayar que en estos casos la labor de asesoría de Taxo no se limita a determinar el valor umbral, sino también el valor máximo a partir del cual la explotación será deficitaria.

¿Qué es la optimización de recursos? ¿Puede un estudio impulsar el rendimiento de una empresa?

Optimizar recursos en una empresa es posible. Un estudio de aprovechamiento busca optimizar el uso de recursos encontrando, en primer lugar, el modo de hacer uso de los recursos de una organización de la mantera más rentable posible. O lo que es lo mismo, lograr obtener el rendimiento máximo posible de los recursos dados. En este sentido, hay que señalar que la labor de asesoría de Taxo va más allá de un simple valor de partida. En el caso de realizar trabajos para el sector público, un informe de Taxo permite obtener las herramientas necesarias para ayudar a la Administración a distinguir las ofertas viables de las antieconómicas, evitando así posibles incumplimientos y favoreciendo la optimización de recursos y el avance hacia una mayor eficiencia en el funcionamiento de la organización.

Algo que ocurre tanto en el sector privado como en el público es el hecho de que, con frecuencia, un cliente acude a Taxo porque ha detectado un recurso propio que está mal gestionado. Con nuestra labor de asesoría, y gracias a un informe que demuestra y acredita con datos, tablas y gráficas su infrautilización, el administrador puede saber qué precio fijar a una licitación en condiciones.

Sin duda, esta es una muestra más de la enorme transversalidad de los informes de valoración, que gozan cada día de mayores y más diversas utilidades. Además, Taxo forma parte del Grupo Tinsa, marco en el cual se encuentran compañías especializadas en trabajos de todo tipo que pueden sumar su apoyo a un proyecto en cualquier momento en caso de necesidad, garantizando la satisfacción del cliente a la entrega del estudio.