¿Qué son los NFT y cómo funcionan?

09/07/2021 Gestión de activos

Empecemos por el principio: ¿qué son los activos NFT? Las siglas NFT vienen de la expresión inglesa «Non Fungible Tokens» o activos no fungibles. Básicamente, los NFT son contratos digitales en los que se establece que alguien es propietario de una copia exclusiva de un bien o activo. En otras palabras, se trata de un tipo de activo digital que representa objetos del mundo real de diferentes ámbitos -principalmente de la cultura-, cuya comercialización se hace vía online y generalmente a través de criptomonedas, especialmente ethereum, habiéndose constituido ya como una sólida opción para inversores y especuladores.

¿En qué se diferencian NFT, criptomonedas y activos físicos?

Los activos físicos y las criptomonedas son fungibles en el sentido de que se puede intercambiar por otro activo del mismo género. Sin embargo, los activos no fungibles o NFT son activos generados en base a codificaciones identificativas únicas; es precisamente en esa exclusividad donde radica su valor de mercado, ya que la firma electrónica que acompaña a cada NFT hace imposible que sea intercambiado por otro igual. En otras palabras, la rareza implícita a cada NFT determina su cotización.

El blockchain es, como resulta evidente, necesario para el funcionamiento de cualquier NFT. Y es que sólo gracias al blockchain se puede garantizar la trazabilidad y la auditoría de un activo NFT. De hecho, es este factor el que dispara el valor de los NFTs, ya que de otro modo no podría conocerse la propiedad actual de un NFT, pero tampoco su origen y propietarios anteriores. El blockchain actúa aquí de «notario virtual», permitiendo el registro en una red pública y accesible por todos de cualesquiera operaciones que hayan afectado a un NFT desde su generación.

Las metodologías de valoración han de adaptarse a los NFT para mantener su eficacia a la hora de predecir comportamientos de mercado.

No obstante, no todo son ventajas a la hora de hablar del valor de los NFTs. De hecho, hay voces que alertan del riesgo que suponen dada su alta volatilidad. No en vano, hay que tener claro que la apreciación o depreciación de un activo de este tipo depende exclusívamente de la cantidad de dinero que alguien esté dispuesto a pagar por él, lo cual puede hacer que el valor del mismo pase de 100 a 10 en un día. En otras palabras, es la ley de la oferta y la demanda en su expresión más cruda; si decides comerciar con NFTs, debes tener claro que puede que no logres vender un activo al mismo precio que lo compraste o que ni siquiera lo logres volver a vender. Al menos eso es lo que recomiendan un buen puñado de analistas a la vista de la tendencia que han seguido la mayoría de NFT en lo que va de año.

¿Cómo se calcula el valor de un NFT? ¿Qué tipos de NFT existen?

A estas alturas, seguramente ya has leído diversas noticias de conocidos cantantes que venden su discografía y derechos a discográficas a cambio de millones de dólares. Dos claros ejemplos recientes son los casos de David Guetta y Shakira. Pero, como es lógico, el mercado de activos NFT no se limita al ámbito musical, ni siquiera al artístico -aunque seguramente sea el que mayores cantidades mueve, como demuestra el caso de Beeple-.

cripto

De hecho, en las últimas semanas ha tenido lugar la subasta del código original de internet, por el que llegaron a pagarse 5,5 millones de dólares en una de las mayores subastas NFT hasta la fecha.

Sea como fuere, los NFT han llegado para quedarse y con ellos se abre un enorme abanico de posibilidades de mercado en ámbitos de lo más variado: obras de arte, derechos, bienes culturales o activos digitales son sólo algunos de los elementos que pueden ser comercializados en forma de NFT.

Sin lugar a dudas, ello hará necesario que profesionales y especialistas evolucionen hacia una nueva forma de calcular el valor de activos. Y es que, las metodologías de valoración han de adaptarse a los NFT; no basta con considerar este tipo de activos como un intangible al uso, sino que hay que desarrollar nuevas metodologías para mantener la eficacia a la hora de predecir comportamientos de mercado, certificar la rareza de un activo, peritarlo adecuadamente y estimar acertadamente un valor que permita utilizar un NFT para finalidades tan habituales como contratar un seguro, establecer un aval, utilizarlo en aportaciones no dinerarias, etc.

En resumen, las oportunidades de inversión aumentan cada día y los profesionales de la valoración deben mantenerse en la vanguardia para no quedarse al margen de un mercado que se encuentra en plena expansión. Apostar por la innovación, por el desarrollo de metodologías rigurosas y por la adaptación a nuevos escenarios es la mejor receta para continuar siendo una herramienta útil para nuestros clientes en un mundo cambiante.

Algunas fuentes consultadas: