Expertización y autentificación de obras de arte: ¿por qué te benefician?

09/09/2020 Peritación, Valoración

Expertizar, catalogar, valorar, inventariar, certificar… El mundo del arte nos transporta a una dimensión cada día más compleja en la que la experiencia y la ciencia juegan un papel determinante. Una obra de arte guarda una cantidad enorme de información que, si somos capaces de gestionar adecuadamente, nos será de gran utilidad de cara a movernos en el mercado de manera ágil. Cada caso es distinto, pero por norma general se podría decir que contar con una expertización o autentificación te da la oportunidad de corroborar la autoría de una obra de arte para evitar falsificaciones y multiplicar su valor en el mercado.

La expertización es el primer paso para conocer a fondo una obra de arte

Cada día son más quienes buscan acceder a toda la información que esconde una obra de arte. Ello implica conocer datos técnicos acerca de la misma (soporte, técnica, antigüedad, etc.), pero también acceder a información valiosa acerca del autor , de su estilo y del contexto histórico en el que la obra fue creada. Para ello es necesaria la realización de análisis iconográficos o de pigmentos, e incluso radiografías para llegar al detalle de las características más relevantes de su composición y, por tanto, de su autoría.

Por todo ello, son muchos los clientes que acuden a Taxo solicitando una expertización que les permita contar con la máxima información de calidad posible antes de tomar una decisión en torno a una posible operación de compraventa. El valor que esconde una obra de arte a menudo precisa de estudios complejos y detallados que permiten añadir valor a la misma; sólo hay que contar con los expertos adecuados.

expertización

La expertización de obras de arte es el paso previo a la autentificación , el cual es un proceso complejo y delicado, dado que casi siempre implica a terceras personas e instituciones. Normalmente suelen ser las entidades encargadas de la protección del patrimonio de cada artista, como las fundaciones o incluso la propia familia del artista, los que emiten los certificados de autentificación. Es por ello que se trata de un proceso laborioso que ha de hacerse de acuerdo a unos procedimientos rigurosos, donde Taxo ayuda y participa en la obtención de tales certificados de autenticidad.

Un procedimiento personalizado para cada trabajo

El mercado de las falsificaciones de arte ha crecido igual o más que el mercado de obras auténticas en los últimos años. Ello ha provocado una fuerte subida en la demanda de expertizaciones y autentificaciones en los últimos años, aunque numerosos expertos coinciden en señalar que todavía hay una gran cantidad de personas que desconocen las obras singulares que tienen en casa y su potencial valor. Ante ello, y pese a que debemos partir de la premisa de que cada obra de arte es diferente de las demás, podríamos decir que de manera general el proceso a seguir sería el siguiente:

  • Expertización de obras de arte. La expertización es el primer paso, pues permite recabar todo tipo de datos acerca de la obra, su autor y su contexto histórico a través de una investigación minuciosa. En algunos casos, se hace necesario recurrir a técnicas de laboratorio que permitan acceder a todo tipo de datos, así como a potenciales pruebas de cara a su posterior autentificación.
  • Autentificación de obras de arte. Es el proceso por el cual se averigua la fundación, institución o familia capacitada para emitir los certificados de autenticidad, previa presentación de todas las pruebas obtenidas en la expertización.
  • Valoración de obras de arte. Es el paso definitivo para conocer el valor de una obra artística.

autentificación

Cada procedimiento que hemos comentado implica un coste. Por esa razón, lo primero que debe hacerse es realizar un estudio de mercado que permita hacerse una idea acerca de la tendencia al alza o de depreciación de un autor para comprobar si el valor de la obra de arte hace que merezca la pena proceder a la expertización o a la autentificación de la misma o si, por el contrario, implicaría realizar una inversión mayor que el valor del cuadro en sí.