Tasación de semovientes: el caso de los perros de asistencia

16/07/2019 Tasación, Valoración

¿Qué es un bien semoviente? ¿Por qué tienen valor económico los semovientes?

En la jerga utilizada en el ámbito de la valoración, un bien semoviente es un animal, algo que se mueve por sí mismo, al contrario de un bien mueble. Si buscamos el término semoviente en internet, veremos que estamos ante un término jurídico que se refiere a aquella parte del patrimonio de un sujeto de derecho que es capaz de moverse por sí solo. Así pues, podríamos decir que los semovientes forman parte de la categoría de bienes muebles, aunque conforman en este grupo una subcategoría propia ya que son capaces de moverse por sí mismos.

En el caso de que una empresa cuente con bienes semovientes en el desarrollo de su actividad, éstos se incluirán dentro del inmovilizado material que compone la masa patrimonial de la empresa. En este sentido, cabe añadir que, en la categoría de semovientes, quedan incluidos los animales en producción económica, lo cual incluye cabezas de ganadería (vacas, caballos, burros, animales de circo, etc.) pero también otros animales que conviven con nosotros en nuestro día a día y que adquieren un papel cada vez más relevante en nuestra sociedad: los perros.

Los perros son los animales mejor asimilados al estilo de vida humano desde hace siglos, pero en los últimos tiempos hemos sido capaces de desarrollar y especializar sus labores para adecuarlos a tareas específicas que aportan un enorme valor añadido. En ese sentido, hoy en día podemos ver perros policía, perros de rescate, perros de terapia, perros pastores, perros de guardia, perros detectores de explosivos o sustancias estupefacientes, perros de trineo…

A continuación hablaremos de una de las especialidades más importantes en las sociedades actuales: los perros de asistencia.

¿Qué es un perro de asistencia? ¿Cuántos tipos hay?

Por perro de asistencia entendemos aquel can que es capaz de asistir a un humano en el desempeño de una labor. Actualmente existen hasta 6 tipos de perros de asistencia en función de su especialidad:

  • Perros guía: su función es guiar a personas invidentes.
  • Perros señal: avisan de sonidos a personas con sordera.
  • Perros de alerta médica: alertan a personas que padecen enfermedades como diabetes, epilepsia o cáncer con mucha más antelación que otros métodos de aviso.
  • Perros ancla: interaccionan con niños con TEA y otros trastornos con conductas de escape.
  • Perros de servicio: asisten a personas con movilidad reducida.
  • Perros de terapia: son capaces de manejar todas las especialidades anteriores.

perros de asistencia

Si dedicamos unos minutos a imaginar cuánta ayuda pueden prestar los diferentes tipos de perros de asistencia a sus amos humanos, nos podemos dar cuenta de la gran valía que pueden llegar a atesorar. Pero, ¿se puede calcular de manera objetiva un valor económico de estos animales? ¿Qué hacer ante situaciones de compraventa o de aseguramiento de este tipo de bienes semovientes?

¿Cuánto vale un camello? ¿Cómo se tasan los bienes semovientes?

¿Nunca te has preguntado cuánto puede valer un camello? Por alguna extraña razón, se ha puesto muy de moda últimamente preguntarse por el precio de un camello. De momento diremos que, en términos generales y a falta de un examen en persona, el valor de un camello se encuentra en la horquilla que va de los 300€ a los 1.200€. ¡Pero no nos desviemos del tema, que aquí estábamos hablando de semovientes y perros de asistencia!

El valor de un perro de asistencia puede variar mucho en función de un amplio número de factores. De hecho, actualmente podríamos hablar de una horquilla de valor medio que va desde los 8.000€ hasta 16.000€. Para afinar el valor a la hora de valorar un perro de asistencia, son diversos los elementos que han de tenerse en cuenta:

  • En primer lugar hay que contemplar las características del perro en cuestión. Hay una enorme cantidad de razas de perro y cada una tiene sus propias características. Por esa razón, a la hora de aprender tareas y procedimientos no es lo mismo utilizar un perro con instintos primarios más agudizados, como un galgo, o uno con mayor capacidad de aprendizaje, como un Golden Retriever. Además de la raza, a la hora de calcular el valor habrá que tener en cuenta elementos como el carácter y temperamento del perro, su procedencia (cautividad o no), el estilo de adiestramiento, si está castrado o no, el tipo de dieta que sigue, el sexo del animal, sus capacidades innatas y los comportamientos adquiridos.
  • Capacidades suplidas e impacto del animal en la vida del usuario. Uno de los aspectos fundamentales a la hora de calcular el valor económico de un animal de asistencia consiste en realizar un análisis de las capacidades que el usuario no puede realizar y que el animal ejecuta en su lugar. Es importante que este análisis lo realice personal especializado en terapia ocupacional; el terapeuta ocupacional es el sanitario especializado en hacer el balance entre capacidades y limitaciones que tiene una persona con diversidad funcional. En base a ello analiza qué tipo de ayudas va a necesitar por parte de una tercera persona, una ayuda técnica o, en este caso, un perro.
  • Acreditaciones, certificados y permisos. Un elemento importante a la hora de verificar el valor económico de cualquier animal consiste en comprobar que cumple con todas las normativas y posee todos sus documentos en regla. En el caso de perros de asistencia, habrán de tenerse en cuenta los seguros, la cartilla médica, premios recibidos, tiempo que lleva “sirviendo” y tiempo restante hasta su jubilación, así como el currículum.

Todos estos son elementos a tener en cuenta a la hora de calcular el valor económico de los perros de asistencia. No obstante, no son estos los únicos bienes semovientes susceptibles de ser valorados, ya que cada día son más frecuentes las valoraciones de cabezas de ganado, animales de circo o caballos de carreras, entre otros animales.

bien semoviente

La valoración de semovientes es cada día una actividad más frecuente y necesaria. Además de ser el primer paso para una toma acertada de decisiones en el plano económico, la tasación puede servir para fomentar el mejor cuidado de los animales, al ser un incentivo para que éstos reciban una mejor alimentación, educación y, en definitiva, una mejor correspondencia al enorme valor añadido que brindan a sus usuarios.

¿Quieres leer más artículos como este?

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe periódicamente contenidos con la mejor información del sector y curiosidades del mundo de la valoración.



Agradecimientos

Queremos agradecer a la Asociación You Can su colaboración en la elaboración del contenido de este artículo.