¿Qué hacer con los BIC envueltos en repartos de herencia?

28/02/2022 Tasación

En este blog ya hemos comentado las razones por las que un informe de valoración puede convertirse en un valioso aliado ante procesos de expropiación de Bienes de Interés Cultural. No obstante, ahora nos gustaría subrayar que la actividad de Taxo en relación con los BIC y otros bienes con valor histórico artístico no se limita a la valoración de los mismos vinculada a los procesos de expropiación, sino que nuestros informes de valoración para activos culturales pueden tener una utilidad mucho más amplia: asesoramiento en compraventa, repartos de herencia y dación en pago de impuestos, entre otras.

Taxo permite afrontar los procesos de repartos de herencia desde una nueva perspectiva que no obvia elementos inalienables de un BIC

En cualquier caso, cabe señalar que la finalidad más frecuente para la que suelen solicitar los informes de valoración de Taxo (superada solamente por los procesos de expropiación) tiene que ver con los repartos de herencia, a menudo procesos muy confusos no sólo por la complejidad de los bienes y derechos heredados, sino por la carga emocional que suele acompañar a este tipo de coyunturas.

¿Cómo facilita una valoración el reparto de una herencia?

Frecuentemente asistimos a situaciones en las que, con motivo del reparto de una herencia, los miembros de una familia se ven envueltos en procesos prolongados y debates complejos acerca de cómo ha de ser el reparto de los bienes. Frecuentemente, el intento de apoyarse exclusivamente en criterios subjetivos alarga los tiempos innecesariamente y suele ser motivo de confusiones, desacuerdos y discusiones, situaciones que suelen agilizarse mediante una valoración independiente que cuantifique el valor de la herencia y permita proceder a realizar un reparto justo.

Sin embargo, ¿qué ocurre cuando la herencia incluye un bien con valor histórico artístico o un BIC? Sin duda, este factor puede hacer el proceso más complicado, ya que con frecuencia se trata de bienes cuya valoración, como ya sabemos, requiere de una metodología específica que incluya elementos especiales como el valor histórico artístico. ¿Qué ocurre cuando en una misma herencia se han de repartir varias viviendas, un castillo y un palacio entre los diversos descendientes?

herencia

Ante situaciones complejas son muchos los clientes que acuden a Taxo buscando una solución que permita avanzar en un proceso de reparto de herencia que frecuentemente se enquista y se ralentiza por la participación de muchas partes que ven sus intereses conculcados.

Ante ello, poder recurrir a una metodología exclusiva para bienes con valor histórico artístico como la que ofrece Taxo, permite afrontar procesos como los repartos de herencia desde una nueva perspectiva que no obvie elementos inalienables de un BIC y que arroje valores justos y rigurosos.

Tras más de 20 años de experiencia, podemos decir que los informes de valoración de Taxo facilitan enormemente la resolución de procedimientos en los que se ve afectado un activo cultural, sea BIC o no. Ello se traduce en la consecución de un reparto transparente, objetivo y equitativo de la herencia con el que las partes queden satisfechas en el menor tiempo posible. Por ello son cada vez más los clientes, tanto particulares como institucionales, que acuden a Taxo cuando hay activos culturales por medio. Si quieres conocer mejor los detalles de nuestro servicio de valoración de activos culturales o hacernos alguna consulta, haz clic aquí.